"Esos tales son unos falsos apóstoles, unos trabajadores engañosos, que se disfrazan de apóstoles de Cristo.Y nada tiene de extraño: que el mismo Satanás se disfraza de ángel de luz. Por tanto, no es mucho que sus ministros se disfracen también de ministros de justicia. Pero su fin será conforme a sus obras." (Apóstol S. Pablo, 2 Cor. XI, 13-15)

viernes, 11 de junio de 2021

Sagrado Corazón de N. S. Jesucristo


 De la Vid mística, cap. 3.

Ya que nos hemos acercado al Corazón dulcísimo de nuestro Señor Jesucristo, y tan grato nos es estar aquí, no nos dejemos separar de él. ¡Oh cuán dulce, cuán agradable es habitar en este Corazón! Tu Corazón, oh buen Jesús, es un rico tesoro, una perla preciosa, que encontramos en el campo cavado de tu cuerpo. ¿Quién despreciaría esta perla preciosa? Yo daré por ella todas las demás perlas; trocaré, para comprarla, mis pensamientos y afectos, arrojando todas mis preocupaciones en el Corazón del buen Jesús, que me alimentará sin defraudarme en nada. Y como he hallado tu Corazón, que es también mío, oh dulcísimo Jesús, te ruego, a ti que eres mi Dios: recibe mis preces en este santuario donde das audiencia, atráeme todo entero a tu Corazón.

(Breviario Romano)

martes, 8 de junio de 2021

III Guerra Mundial, por el Obispo Williamson

 COMENTARIO ELEISON DCCXXV (5 de junio de 2021)


La tercera guerra mundial se acerca. Acabamos de tener un gravísimo enfrentamiento militar en la frontera ruso-ucraniana entre los ejércitos de esos dos países, especialmente movilizados para ese enfrentamiento. La guerra abierta parece haberse evitado por el momento, pero muchos observadores consideran que no podrá evitarse indefinidamente, no porque Rusia quiera la guerra, porque no la quiere, sino porque hay una raza de hombres que desde hace miles de años se ha propuesto dominar el mundo; que desde hace cientos de años domina Europa y desde hace decenas de años los Estados Unidos.

Esta raza ha dominado recientemente Ucrania y la está utilizando, junto con la OTAN europea, para provocar a Rusia hacia la tercera guerra mundial. Con ello cuentan para lograr esa hegemonía mundial para los Estados Unidos, que pretenden controlar. Desgraciadamente, siempre que estalla la guerra, una de las primeras víctimas es la Verdad, así que digamos algunas cosas mientras todavía se pueden decir, antes de que las emociones del “patriotismo” nublen tanto la razón de los hombres que no puedan pensar con claridad. El amor a la propia patria es, como tal, no sólo legítimo sino incluso ordenado por el cuarto mandamiento. Sin embargo, como dijo la enfermera Edith Cavell (1865-1915), “El patriotismo no es suficiente. No debo sentir odio ni rencor por nadie”.  

Mientras se pueda pensar con claridad, que los católicos tengan cuidado de mantener sus mentes libres de la masiva y poderosa propaganda que ha estado trabajando durante mucho tiempo para persuadir a todo el mundo de que el impulso de los EE.UU. para el control mundial es el mejor camino para el mundo entero. Pero esa propaganda y ese impulso están alimentados por la mentira, y Nuestro Señor llama a Satanás “mentiroso y padre de la mentira” (Jn. VIII, 44). La mentira es la huella segura de Satanás. Ahora, con todos sus graves defectos, el presidente Trump (2017-2021) retiró a los Estados Unidos de participar en guerras, al igual que el presidente Putin de Rusia (1999-hoy) resucitó a su país preparándose para la guerra, pero también frenando firmemente a sus fuerzas militares de cualquier guerra importante, y eso desde el comienzo de su presidencia. Por lo tanto, la “Sinagoga de Satanás” (Apoc. III, 9) debía deshacerse de ambos.

El Obispo Williamson ha sido perseguido por sus posturas disidentes.

Contra Putin ha habido varios intentos de asesinato, pero ninguno de ellos ha funcionado todavía, por lo que tiene que ser constantemente desacreditado por una sarta de mentiras en los viles medios de comunicación occidentales (totalmente controlados por la misma Sinagoga) como un belicista que anhela invadir Europa, interfiriendo en la elección sorpresa de Trump en 2016, etc. Así que casi desde el comienzo de la presidencia de Trump, fue acosado por la Sinagoga (Schumer, Schiff, Nadler, etc.) con lo que resultó ser otro paquete completo de mentiras (fabricado por un inglés) en el sentido de que estaba en colusión con la Rusia de Putin. Como estas mentiras también fracasaron, entonces el riesgo de que fuera reelegido por el pueblo estadounidense tenía que ser detenido absolutamente en 2020 por medios justos o sucios, de modo que cuando los primeros votos apuntaban a una victoria aplastante de Trump, entonces se desplegaron todos los medios sucios posibles en medio de la noche para fabricar una masa de votos falsos para “elegir” a Biden por la mañana. Y la Sinagoga tuvo en la Casa Blanca el títere belicista que quería. Vergüenza debería darle a todo estadounidense “decente” que haya consentido a sabiendas la gran cantidad de mentiras que rodearon esa “elección”. Su otrora noble país corre el riesgo de ser severamente castigado – por Putin. Desconfíe del “patriotismo” estadounidense. Los verdaderos amigos de su país son los que le dicen la verdad, como Putin. Haga caso a su sentido común de él, no a los viles medios.

Por supuesto, no sabemos cómo se desarrollarán los acontecimientos. Puede que la Virgen consiga por un tiempo frenar el brazo vengador de su Hijo, pero parece que llegará el momento en que ya no pueda hacerlo. Y parece que la humanidad está tan hundida en su camino de pecado que nada menos que los horrores de la guerra nuclear serán suficientes para ponerla de rodillas. Ese es el propósito de Dios, dar a las almas bienintencionadas una oportunidad de abrirse camino hacia el Cielo que difícilmente tienen ahora, asfixiados como estamos todos en un mundo sobre el que reina la Sinagoga, con permiso de Dios, por nuestra propia culpa. Recemos todos los días el Rosario de Nuestra Señora – “Sólo yo puedo ayudaros ahora” (Akita, 1973).  

Kyrie eleison  

Obispo Richard Nelson Williamson
Visto aquí