O infelicium Judaeorum deflenda dementia! Ecce Salvatoris adventum nec Testamenti Veteris auctoritate intelligunt, nec eum venisse accipiunt. Gentium conversionem legunt, et de sua reprobatione minime confunduntur. Sabbati observationem suscipiunt, quam reprobatam Scripturae testificatione cognoscunt. Circumcisionem carnis venerantur, qui cordis munditiam perdiderunt. (S. Isidorus Hispalensis Episcopus, Doctor Ecclesiae, De fide catholica contra Judaeos).

martes, 5 de marzo de 2019

Satánico Carnaval

Una muestra (imágenes fuertes)




La Iglesia Modernista

El cura Omar Raposo desfila en una carroza en Río de Janeiro para “estrechar lazos” con la fiesta por excelencia de Brasil y así “ganar fieles frente al avance de los evangélicos”. Afirma que “hay que dejar de demonizar el Carnaval porque es una expresión cultural”.



La única forma que se les ocurre al cura, al Obispo y al Papa para “frenar” a los evangélicos es meterse en el Carnaval… “porque ellos allí no se han metido aún. ”El Padre Omar Raposo está en Río de Janeiro cantando al son de los tambores y subido en una carroza. “Es un momento histórico, ¡un cura en Sambódromo, imagínate! Es una manera de decir que podemos divertirnos sin perder la fe, podemos disfrutar del Carnaval sin comprometer nuestros valores“, ha contado al diario EL MUNDO.

La escuela de samba Unidos da Tijuca decidió invitar a este cura, muy popular en la ciudad por ser el párroco de la capilla del Cristo Redentor. El padre Omar exclama: “¡soy carioca!“, dando una risotada. Hace años que graba CD’s de samba con letras religiosas, y remarca que “hay que dejar de demonizar el Carnaval porque es una expresión cultural“.



Así que al parecer, en el desfile, las alusiones a la Última Cena o al milagro de la multiplicación de los panes y los peces, convivirán con las bailarinas semidesnudas adornadas con plumas de faisán. Para este cura, no hay ninguna controversia: “Si vemos el Carnaval como una obra de arte, una gran ópera a cielo abierto, es lo mismo que entrar en un museo y ver una escultura de una mujer desnuda. Es arte, todo lo que hay en el Sambódromo es arte“.

El gesto del padre Omar está muy pensado y cuenta con la bendición del arzobispado de Río y hasta de Bergoglio, que cuando estuvo en la ciudad en 2013 dio su visto bueno a los primeros acercamientos entre la Iglesia local y su fiesta por excelencia.

Omar lo justifica así: “Los evangélicos se han apoderado de Brasil. Están en todos los segmentos, quizá el único lugar en el que no entraron fue el Carnaval y la samba, así que estamos en el lugar correcto. Es un diálogo que tiene una estrategia, no es ingenuo“.

Por primera vez en la historia de esta celebración un sacerdote tendrá un papel protagonista cantando desde una de las carrozas de las escuelas de samba que desfilan en el Sambódromo.

“Mi presencia cantando no representa un enfrentamiento con nadie, pretende decir que podemos divertirnos sin perder la fe, podemos disfrutar del carnaval sin comprometer nuestros valores”, aseguró en una entrevista con Sputnik el padre Omar Raposo.



El sacerdote no se lo pensó dos veces a la hora de aceptar la invitación de la escuela de samba Unidos da Tijuca, que prepara un desfile dedicado al pan como elemento religioso.

Para Rasposo cantar no será una novedad: amante de la música desde tiempos del seminario, enseguida se dio cuenta de que el canto gregoriano y la música sacra no conectaban con las masas, así que pensó en la samba para difundir su mensaje religioso.

Fue así que el cura grabó un CD y un DVD de samba, y con la bendición del arzobispo de Río, Orani Tempesta, y del Papa Francisco, que estuvo en Río de Janeiro en la Jornada Mundial de la Juventud en 2013, dio un paso más allá, un acercamiento al mundo del Carnaval, que hasta entonces estaba “demonizado”.

Veamos alguna de las carrozas del Carnaval



Durante este año, una de las carrozas ha dado mucho de que hablar ya que su tema principal era la “victoria de Satanás sobre Jesús”

La escuela de samba “Gaviões de Fiel”, presentó un performance lleno de figuras demoníacas y a una persona disfrazada de Jesús. La intención era mostrar la batalla entre “el bien y el mal”, pero durante todo el trayecto no se pudo observar otra cosa además de la aplastante golpiza que los demonios le estaban propinando a la persona disfrazada de Jesús.


De esto desea participar la falsa iglesia

Los verdaderos hijos de la Santa Madre Iglesia no aceptamos tales cosas, muy por el contrario sabemos que el carnaval es una fiesta pagana.

A pesar de que el origen de los disfraces de carnaval provenga del antiguo Egipto, originalmente, los cristianos fueron quienes comenzaron a celebrar el carnaval en homenaje a la llegada de la Cuaresma.

En los días previos, los creyentes cristianos comían carne por última vez para ayunar los 40 días posteriores, en los que se recuerda el tiempo que pasó Jesús en el desierto, además de los 40 días que duró el diluvio universal y los 40 años de marcha del pueblo judío. Fue, precisamente, el hecho de comer carne por última vez hasta el fin de la Cuaresma, lo que le otorgó el nombre de “Carnaval”, procedente del latín carne-levare “abandonar la carne”.



La palabra Carnaval viene del latín “carne-levare”, es decir eliminar la carne en las casas y los comercios, pues se acercaba la Cuaresma; y durante la Edad Media los pueblos cristianos de Europa y Eurasia pasaban los 40 días que dura la Cuaresma, hasta la fiesta de la resurrección de Cristo, sin comer carne. Al tener que eliminar la carne se hacían grandes comilonas con mucha bebida, acompañadas siempre de disfraces y bailes por las calles, pues el Carnaval se vivía y se vive en la calle.

Era como recuperar las fiestas paganas de los saturnales (fiestas de invierno) y las bacanales, puestas en un calendario cristiano. Lo festejos duraban los tres días anteriores al inicio de la Cuaresma. Al Carnaval se le llama también Carnestolendas. En los países latinos de Europa el Carnaval empieza ya la semana anterior, con la celebración del “martedí grasso” (en Francia le mardi-gras) y del “giovedí grasso” en que se comen embutidos de cerdo. También en numerosos carnavales de América Latina está el Rey Momo, un personaje central, del mismo modo que está el Rey Carnestoltas, de análoga etimología latina que Carnaval, que en algunos pueblos del Mediterráneo es el Rey de las fiestas de Carnaval, y se simboliza en un muñeco feo, medio diabólico, que recibe la burla o admiración de las comparsas.

Mucho se ha discutido sobre si el Carnaval es una fiesta en realidad pagana. La tradición así lo constata, y además en carnavales españoles las comparsas carnavalescas utilizan vestidos y símbolos que ridiculizan la religión cristiana, como vestidos de obispos y papas.

La pregunta que muchos se hacen: ¿Es el Carnaval una fiesta cristiana? Sencillamente no, aunque se han aprovechado las fiestas para hacerlas coincidir con el calendario cristiano de Cuaresma y Semana Santa. El Carnaval es una fiesta de origen pagano que se recuperó en la Edad Media y que la Iglesia de Roma toleró, como ha ocurrido en todas las civilizaciones en que había unos días al año dedicados a celebraciones desenfrenadas.

PRECES DE DESAGRAVIOS PARA LOS TRES DÍAS DE CARNAVAL


Por la señal, etc.

¡Soberano Señor Sacramentado! Me acerco contrito y fervoroso a vuestros pies para ofreceros mis pobres homenajes de reparación, hoy que os veo por tantos de mis hermanos desconocido y ultrajado, y para juntamente pediros para sus almas luz, misericordia y perdón. ¡Acompañadme, Vos, Madre mía y de todos los pecadores!, para que, a pesar de mis faltas, sean bien acogidas estas preces ante el trono de su divina Majestad. Glorioso San José, Santos patrones y abogados míos y de esta población, Ángeles que a millares estáis rodeando en estos momento el Tabernáculo, vosotros en particular, custodios fieles de mi alma y de las de mis prójimos por quienes voy a rogar, interceder por ellos y por mí; y haced todos que sea para mayor gloria divina y para bien mío y de todos los pobrecitos pecadores, este acto de desagravio que me propongo practicar. Amén.

– Señor mío Jesucristo! Por mis hermanos los pobres pecadores, acudo solícito a vuestros pies, para que les concedáis saludable arrepentimiento y filial retorno a Vos.

Perdonadlos, Señor.

– Por la pobreza de vuestro nacimiento y oscuridad de vuestros primeros años, perdonadles a tantos infelices los excesos del lujo con que rinden tributo al mundo y a Satanás.

Perdonadlos, Señor

– Por la modestia de vuestros dulces ojos que nunca miraron mal, y por la prudencia de vuestras palabras que siempre fueron de edificación y buen ejemplo, perdonadles a tantos infelices las miradas inmodestas que dirigen y ocasionan, y las conversaciones escandalosas, ruinas del pudor y de la vergüenza cristiana.

Perdonadlos, Señor.

– Por vuestros pasos y fatigas en busca de los pecadores, por vuestras congojas y sed en la predicación evangélica, perdonadles a tantos infelices los sacrificios mil de su salud con que sirven al mundo y a su carne, en vez de sacrificarse por Vos.

Perdonadlos, Señor.

– Por aquel amor con que instituisteis el Santísimo Sacramento en la Última Cena, a pesar de que sabíais como este vuestro misterio de infinita caridad había de ser vilmente escarnecido y por tantos infelices en carnaval.

Perdonadlos, Señor.

– Por la amarga tristeza que en Getsemaní os dieron los excesos de estos días que claramente veíais, y por aquella traición de Judas que tantos infelices os repiten hoy.

Perdonadlos, Señor.

– Por aquella bofetada, por aquellos azotes y espinas, por aquella ignominiosa cruz que pidió para Vos el ingrato pueblo judío menos culpable que los infelices cristianos que en estos días renuevan vuestra pasión.

Perdonadlos, Señor.

– Por las tres negaciones con que os afligió aquel Apóstol cobarde a la vos de una criada que no os afligieron más que las repetidas negaciones con que en estos días abjuran su nombre y su carácter de cristianos tantos infelices hijos vuestros.

Perdonadlos, Señor.

– Por las siete palabras que en la Cruz dijisteis, por el vinagre y hiel que allí se os ofreció, por las lágrimas que visteis derramar a vuestra dulce Madre, por vuestras agonías y último suspiro, por vuestra sepultura y Resurrección que tantos infelices desconocen y olvidan en estos días, como si por ellos no hubieseis padecido, muerto y resucitado.

Perdonadlos, Señor.

Oración

¡Señor mío Jesucristo! dignaos aceptar, en reparación de vuestra divina gloria ofendida por mis pobres hermanos extraviados, estas súplicas y ofrecimientos que os dirijo, seguro de la benignidad con que los acogerá vuestro misericordioso Corazón. Compadeceos, Jesús mío, de esos hijos vuestros que habéis redimido con vuestra Sangre, y admitidlos un día al dulce abrazo de vuestra reconciliación. Amén

(100 días de indulgencia)


15 comentarios:

  1. https://radiocristiandad.wordpress.com/2018/12/31/padre-mateo-crawley-boevey-primera-hora-santa-de-ano-nuevo-3/
    reparen con las horas santas de este santo sacerdote, si se hacen entre varias personas frente al Santísimo mejor, más fructuoso.
    https://www.youtube.com/watch?v=W2JcEDVwo70

    ResponderEliminar
  2. ¿el triángulo con el ojo en la estampita??¿cómo asi?

    ResponderEliminar
  3. https://www.youtube.com/watch?v=0Ggdz6ID_rE
    Vía Crucis
    Dulce lignum, dulces clavos,
    Dulce pondus sustinet.
    Dulces clavos sostienen dulce leño el dulce peso de mi dulce dueño.

    ResponderEliminar
  4. https://www.youtube.com/watch?v=9KvtyZNlRSU
    Hungría Aprueba Leyes Pro Vida Y Pro Familia |

    ResponderEliminar
  5. Anónimo 6 de marzo de 2019, 2:22
    Será la representación de Dios Padre

    ResponderEliminar
  6. La trinidad un triángulo pero sin el ojo, recuerde que satan era el que bajaba a la tierra para supervisar lo que estaban haciendo los hombres ejemmmm......ya lo he visto en varias iglesias ejmmmm un motivo más para que los protestontos nos llamen la ramera de babilonia cuando sabemos bien que la susodicha es la masonería.

    ResponderEliminar
  7. https://www.ecured.cu/images/thumb/6/6b/Concepto_de_la_Santisima_Trinidad_como_un_triangulo.jpg/260px-Concepto_de_la_Santisima_Trinidad_como_un_triangulo.jpg
    este sería el símbolo correcto, he visto uno hermoso hace tiempo pero ahora no lo encuentro.

    ResponderEliminar
  8. Coro bajo de la iglesia de San Pedro de Abenberg, siglo XVIII:
    https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Marienberg_-_Auge_Gottes.jpg

    ResponderEliminar
  9. 0:20 nadie lo niega, se le ha dicho más arriba que en varias iglesias lo han visto.

    y por otra parte que tremenda la imagen en el vida crucis que postearon más arriba en el minuto veintitrés treinta, como pueden pintar semejantes imagen, se ve que el pintor odia a Jesucristo, jamas debían haber pintado a un soldado en esa posición encima de NS. Hasta cuesta ponerlo en palabras.

    ResponderEliminar
  10. No me parece un dibujo pervertido estimado, puedo estar equivocado, no sé, no hay que pasarse a la obsesión tampoco.

    ResponderEliminar
  11. ¿Que obsesión? en todo caso el diablo es un obseso por inspirar esa clase de pinturas, que en apariencia está bien hecha pero tiene su intención oculta. A ver si a ud le gustaría que le hicieran eso. Mucho menos que se lo hagan a Jesucristo. ¿cuantos años tiene usted? ¿acaso 25? porque en muchas cosas razona al mejor estilo de los jóvenes hodiernos deformados en sus consciencias.

    ResponderEliminar
  12. Tengo mucho más de 25, tranqui

    ResponderEliminar
  13. http://sicutoves.blogspot.com/search/label/Sor%20Mar%C3%ADa%20de%20San%20Pedro
    Anteriormente, Sor María de San Pedro había recibido una comunicación especial de Nuestro Señor el 24 de agosto de 1843:

    “Él me abrió Su Corazón, y juntando allí las fuerzas de mi alma, se dirigió a mí con estas palabras: ‘Mi Nombre es blasfemado en todas partes. Hasta los niños me blasfeman’. Él me hizo entender que este espantoso pecado lastima penosamente Su Divino Corazón más que cualquier otro. Por medio de la blasfemia el pecador maldice el Rostro de Dios, lo ataca abiertamente, anula la Redención y pronuncia su propia condenación y juicio.

    La blasfemia es una flecha envenenada que siempre lastima su Divino Corazón. Él me dijo que desea darme una Flecha de Oro con la cual herir con delicias su Corazón y sanar esas heridas infligidas por la malicia de los pecadores".

    Este es el origen de la oración que casi todos conocemos, "La Flecha de Oro".

    En estos Comunicados del Cielo, se le pidió a Sor María de San Pedro hacer una comunión de reparación por la profanación dominical (pecado contra el Tercer Mandamiento).

    Sor María de San Pedro escribe:

    “... Nuestro Señor me ordenó comulgar los domingos por estas tres intenciones particulares:

    1) En espíritu de expiación por todas las tareas prohibidas que se hacen los domingos, que como día de observancia debe ser santificado;

    2) Para apaciguar la Justicia Divina que estaba a punto de descargarse a causa de la profanación de los días de guardar;

    3) Para implorar la conversión de aquellos pecadores que profanan los domingos, y para lograr la terminación del trabajo dominical prohibido”.


    ---

    La fiesta de la Santa Faz es el martes de carnaval, o sea el martes antes del Miércoles de Ceniza. El Papa Pío XII confirmó dicha fiesta el 17 de Abril de 1958 y a su vez autorizó la Misa de la Santa Faz de Jesús para todas las diócesis y órdenes religiosas que pidan el Indulto de Roma para celebrarla.

    Sor María de San Pedro fue una monja carmelita de Tours, Francia, que vivió de 1816 a 1848. Nuestro Señor le comunicó las siguientes palabras el 24 de noviembre de 1843:

    “La Tierra está repleta de crímenes. La violación de los primeros tres mandamientos de Dios ha molestado a mi Padre. El Santo Nombre de Dios ha sido blasfemado, y el Santo Día del Señor profanado, saturado de cantidad de iniquidades. Estos pecados se han acumulado hasta el Trono de Dios y han provocado su ira, la cual estallará pronto si su justicia no es apaciguada. Jamás han llegado estos crímenes a tal punto”.

    En estos comunicados del Cielo, se le pidió a Sor María de San Pedro hacer una comunión de reparación por la profanación dominical...

    Sor María de San Pedro escribe:

    “... Nuestro Señor me ordenó comulgar los domingos por estas tres intenciones particulares:

    “1) En espíritu de expiación por todas las tareas prohibidas que se hacen los domingos, que como día de observancia debe ser santificado;

    “2) Para apaciguar la Justicia Divina que estaba a punto de descargarse a causa de la profanación de los días de guardar;

    “3) Para implorar la conversión de aquellos pecadores que profanan los domingos, y para lograr la terminación del trabajo dominical prohibido”.

    El 11 de octubre de 1845, Nuestro Señor dio una Revelación en relación a la importancia de hacer reparación a su Santa Faz. En ese día Nuestro Señor le dijo a Sor María de San Pedro:

    “Busco Verónicas para enjugar y venerar mi Divina Faz,
    la cual tiene pocos adoradores


    ResponderEliminar
  14. Este año si ninguno que haya asistido al carnaval de Río se pescó el coronavirus es para sospechar de que eso del virus sea algo cierto.

    ResponderEliminar

Se invita a los lectores a dejar comentarios respetuosos y con nombre o seudónimo.