Verumtamen Filius hominis veniens, putas, inveniet fidem in terra?

(Verba Domini nostri Jesu Christi, Luc. XVIII, 8).

-------------------

Pero cuando venga el Hijo del Hombre, ¿encontrará fe en la tierra?

(Palabras de nuestro Señor Jesucristo, Lc. XVIII, 8).

domingo, 16 de mayo de 2021

Oración a María Inmaculada, Reina de Palestina

Oración a María Inmaculada, Reina de Palestina:

Oh María Inmaculada, reina del cielo y de la tierra, aquí estamos postrados a tu excelso trono, llenos de confianza en tu bondad y en tu poder. Nosotros te suplicamos que mires sobre Palestina, que más que cualquier otra región te pertenece, imperio que tú agraciaste con tu nacimiento, con tus virtudes, con tus dolores, y en ella diste al mundo el Redentor. Recuerda que aquí precisamente tú fuiste constituida tierna Madre nuestra y dispensadora de las gracias; vela, pues, con especial protección a tu Patria Terrenal, disipa de ella las tinieblas del error porque allí brilló el Sol de la Justicia eterna, y haz que pronto se cumpla la promesa salida del labio de tu divino Hijo, de formar un solo redil bajo un solo pastor. Consigue además a todos nosotros servir al Señor en la santidad y en la justicia todos los días de nuestra vida, para que por los méritos de Jesús y con tu maternal ayuda, podamos al fin pasar de esta Jerusalén terrenal a los esplendores de la celestial. Que así sea.

Oración compuesta en 1920 por Mons. Luigi Barlassina, Patriarca de Jerusalén de los Latinos, con motivo de la consagración de la Diócesis de Jerusalén a la Santa Virgen. En 1933, el título de ′′Reina de Palestina′′ fue reconocido oficialmente por la Sagrada Congregación de Ritos.

Foto: El santuario de Deir Rafat edificado en 1927 por Mons. Barlassina en honor a la Reina de Palestina.


Visto en FB de Don Ugo Carandino

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se invita a los lectores a dejar comentarios respetuosos y con nombre o seudónimo.